Sevilla: resumen histórico, zonas vinícolas, bodegas, vinos y Enoturismo

Resumen histórico...

Sevilla puede presumir de tener una tradición vinícola milenaria
Heredó su condición de ciudad y, seguramente, el cultivo de la vid, de los fenicios, ya que se atribuye a estos la introducción de la viticultura en la península:

<<La fecha de la llegada del vino a la Península Ibérica es una cuestión actualmente en continua revisión a tenor de los datos que proporcionan las excavaciones. Está documentada la existencia de vitis desde el Neolítico, pero siempre referida a vitis silvestre, nunca vitis vinífera. Así, pues, por el momento, no es posible hablar de una temprana elaboración de vino en nuestra península. La presencia fehaciente de la vitis vinifera, en el estado actual de la investigación, no está documentada hasta el inicio del Periodo Orientalizante (s.VIII a.C.), por lo que cualquier hipótesis que retrotraiga su cultivo a periodos anteriores carece -por el momento- de valor científico por mucho que, mediante "argumentaciones intuitivas", se abogue por su existencia en tiempos previos a la colonización fenicia y griega.
Ello, lógicamente, no quiere decir que no llegara vino elaborado a la Península Ibérica en fechas más antiguas. Es lógico presuponer primero la llegada del vino como objeto de intercambio o agasajo y después la introducción de la propia planta para activar y promocionar su cultivo. Conviene recordar, en este sentido, cómo la rentabilidad de una plantación de este tipo necesita de un notable periodo de tiempo -años- para su adecuado desarrollo: elección de suelos, intensos cuidados, probada rentabilidad, etc.>>

Durante los siglos III al I a. C. se produce un intenso contacto entre los turdetanos, pueblo indígena prerromano, descendientes de los tartessos, y los llamados pueblos colonizadores históricos provenientes del Mediterráneo oriental: fenicios, griegos y cartagineses. Es lógico presuponer que a su llegada, el vino fuera tan solo un objeto de intercambio u obsequio y después se introdujera la propia planta y su cultivo. Se pasaba así, entonces, de un consumo ritualizado y de lujo del vino a producirlo para su comercialización. Prueba de ello son los restos arqueológicos del Lagar de Osset, hallados en San Juan de Aznalfarache (Aljarafe, Sevilla). El más antiguo que se conserva en la península Ibérica. La presencia de este lagar demuestra, que la antigua Osset fue una ciudad próspera que vivía del comercio y del vino. En el lagar se pisaba la uva y llegaba a almacenar hasta 23.000 litros de vino.
VIDEO:  
A finales del siglo III a. C. se produce la intervención romana que dió inicio a un profundo proceso de romanización. Es, en este contexto, cuando se generaliza la producción y el consumo del vino. Durante todos los años que Sevilla fue romana el vino fue elemento clave en su desarrollo. Hileras de viñedos tapizan el horizonte de Sevilla...
Tras ellos atravesaríamos distintas etapas:
Los visigodos entendieron la importancia del vino y favorecieron su cultivo y elaboración. En época musulmana, en cambio, el consumo e incluso el cultivo de la vid estuvieron, generalmente prohibidos, aunque algo se mantuvo. En el fondo, convenía a todos...
Durante la Reconquista, se emiten las llamadas "cartas pueblas", conforme a las cuales, los nobles propietarios de las tierras ofrecen, en usufructo a los campesinos,  pequeñas parcelas a cambio de rentas en dinero y especies, con la única obligación de cultivar de viñas el equivalente a dos aranzadas de tierra. De esta forma, el viñedo, se convierte en soporte básico para la economía y en la fórmula de repoblación del medio rural en la Sevilla de los siglos XIII, XIV y parte del XV.
A partir de entonces, comienzan a perfilarse algunas zonas vinícolas bien diferenciadas: Huelva, Jerez, Aljarafe, Campiña y Sierra Norte. Zonas proveedoras de otras regiones de la península y norte europeas.
Tengamos en cuenta que el dibujo del mapa de Sevilla en esta época era más menos así:
Siglos XIII, XIV y XV las actuales provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz forman el reino de Sevilla. Foto Wikipedia

Después, entre los siglos XVI, XVII y parte del XVIII, el comercio con América hizo crecer el cultivo de la vid. El vino, no solo formaba parte del avituallamiento marinero, sino que además, a medida que se iba colonizando, crecía la cantidad de vino que embarcaba. Según el Catastro de Ensenada de 1749, en este momento, Sevilla superaba el porcentaje medio de superficie dedicada al cultivo del vino, destacando las zonas de Aljarafe y Sierra Norte. Fueron tiempos dorados para el vino de Sevilla…

Durante décadas, Sevilla también fue la proveedora de mostos a otras regiones españolas, hasta la creación de los consejos reguladores de las denominaciones de origen, que terminarían con estas tradiciones. Comenzaba el descenso…

Siglos XIX, XX...Inestabilidad política, social y económica. Plaga de la filoxera que arrasaría casi por completo los viñedos. Abandono de viñas...

Siglo XXI……reescribamos la historia...

Zonas vinícolas de la Provincia de Sevilla...
Se dibujan en el mapa 3 zonas vinícolas, con distintos suelos, clima y uvas de las que se obtienen vinos con identidad y carácter propios. Zonas dedicadas, mayoritariamente, a la elaboración de vinos blancos y generosos. Aunque con una acertada y, relativamente, nueva dedicación a los vinos tintos. Estas zonas son: Sierra Norte, Aljarafe y Bajo Guadalquivir. 


Además de estas 3 zonas habría que mencionar la zona de La Campiña, formada por pueblos de histórica tradición vinícola, que formaron parte de la ruta bética-romana pero, a día de hoy, aunque hay localizadas dos bodegas, se dedican más a la elaboración de licores, al igual que ocurre en otras áreas de Sevilla. En la Campiña nos encontramos, generalmente, terrenos llanos y secos. Muy aptos para el cultivo.

Y la comarca de Sierra Sur, donde encontramos una bodega de vinos tradicionales.

 
Foto: Guía de vinos y licores de la provincia de Sevilla editada por Prodetur.


  • Sierra Norte
La forman Constantina, Cazalla, Guadalcanal y Alanís.
Situada en las estribaciones de Sierra Morena, donde abundan los suelos de pizarra y granito. Son suelos ácidos, pobres en calcio. El clima es mediterráneo, de veranos secos y calurosos e inviernos suaves y precipitaciones medias. 
Se están emprendiendo proyectos muy interesantes que están impulsando el cultivo de la vid en la zona.
Se producen vinos de calidad bajo la Indicación geográfica: Vinos de La Tierra Sierra Norte de Sevilla:
Vinos Blancos.- Estos vinos elaborados con uvas Chardonnay, Colombard, Sauvignon Blanc, Moscatel de Alejandría, Palomino, Pedro Ximénez y Viognier, poseen unas características organolépticas de color amarillo pajizo, con notas afrutadas, suave y aterciopelado al paladar. 
Vinos Tintos.-Estos vinos elaborados con las uvas de las variedades Tempranillo, Garnacha Tinta, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Pinot Noir, Petit Verdot, Syrah y Tintilla de Rota, poseen unas características organolépticas de color rojo cereza brillante, son vinos aromáticos y con gran cuerpo. 
Vinos Rosados.- Estos vinos serán de una gama de colores desde el rosa pálido al rosa fresa. Intensidad media, finos y de carácter afrutado.

  • Aljarafe
Espartinas, Umbrete y Villanueva del Ariscal.
Sus tierras son muy propicias para el cultivo de la vid. Sus suelos son muy fértiles y el clima es mediterráneo con veranos calurosos e inviernos suaves y lluviosos.
Las variedades más características de la zona son blancas: Zalema, Garrido Fino, Palomino y Pedro Ximénez. Con ellas se elaboran vinos blancos jóvenes, tinto y, fundamentalmente, vinos generosos pero sobre todo el Aljarafe destaca por la producción de su conocido Mosto: un vino blanco turbio, de baja graduación, muy suave y ligero, y que puede presentar, de forma natural, anhídrido carbónico, entonces se le llama Mosto Achampanado.
Al Aljarafe también pertenece San Juan. San Juan, actualmente no tiene vides ni bodegas pero, a partir del hallazgo del Lagar de Osset, la Delegación de Turismo en colaboración con la Cooperativa vinícola Privilegio del Condado y un trabajo de investigación ha permitido que se comercialicen dos vinos, un blanco y un tinto semidulce que pretenden recuperar los sabores de aquellos vinos que, desde Osset Lulia Constantia, se exportaban a todo el Imperio Romano en los primeros siglos del primer milenio d.C.

  • Bajo Guadalquivir
Lebrija y El Cuervo
Comarca delimitada por el triángulo que forman la ciudad de Sevilla, El Parque Nacional de Doñana, y la fachada atlántica de la provincia de Cádiz. 
Los viñedos se encuentran en la campiña cercana a las marismas en tierra Albariza, idónea para el cultivo de la vid. El clima es cálido de tipo continental mediterráneo, suavizado por las corrientes atlánticas, con marcadas diferencias entre las distintas estaciones pluviométricas.
Algunos de sus vinos se producen bajo la Indicación geográfica: Denominación de Origen Protegida (DOP): “Lebrija”.
Vinos con D.O.P.:
Produce vinos blancos y tintos y vinos generosos que deberán poseer unas determinadas características organolépticas:
Blanco: Vino joven, muy pálido, de aroma afrutado característico, y en boca seco o abocado.
Tintos, en los que según su envejecimiento pueden ser: 
Tintos jóvenes: Son de intenso y característico aroma afrutado. De color vivo e intenso, equilibrados y frescos en boca. 
Tinto joven roble: De color rubí brillante con ribetes oscuros y violáceos de aroma característico intenso y complejo a fruta madura con recuerdos a vainilla y café además de un sutil toque floral. 
Tintos con envejecimiento: Crianza, Reserva y Gran Reserva: De color rojo cereza intensos y carnosos. Aromas característicos de frutos maduros. En boca muy persistentes, con gran cuerpo y vigor. Con final aterciopelado y retrogusto muy largo y sabroso. 
Vinos generosos: 
“Flor de Lebrija”. Vino de color amarillo pajizo , con reflejos verdosos en ocasiones, de aroma almendrado característico, punzante y delicado, ligero al paladar, seco y cuyas especiales características son resultado de su proceso particular de crianza exclusivamente bajo velo de flor. 
“Lebrija Old Vino Seco”, de color ámbar a caoba, de aroma muy acusado, que recuerda a la nuez, de mucho cuerpo. 
Vino generoso de licor: Vino de cuerpo, de color ámbar a caoba oscuro, de aroma punzante característico y atenuado. Puede identificarse con la indicación “Lebrija Old Dulce”. 
Vino dulce natural: Son vinos con cuerpo y textura aterciopelada y melosa, su aroma recuerda a la miel, al caramelo y a las uvas pasas, agradable en boca y glicérico, su color varía desde el color oro al color caoba.
Envejecen, necesariamente, en bodegas enclavadas en la zona de producción de Lebrija y El Cuervo, de la provincia de Sevilla. El sistema de envejecimiento especial, necesario para obtener los vinos generosos, los vinos generosos de licor y los vinos dulces naturales de Lebrija, será el clásico de criaderas y solera, o bien el de añadas. 
La elaboración de los vinos protegidos por la mención «Vino de Calidad de Lebrija» se realizará exclusivamente con uvas de las siguientes variedades: 
Variedades blancas: Moscatel de Alejandría, Palomino, Palomino Fino y Sauvignon 
Blanc. De ellas son consideradas principales Palomino y Palomino Fino. 
Variedades tintas: Cabernet Sauvignon, Syrah, Tempranillo, Merlot y Tintilla de Rota.

Fuera de la D.O.P. también se elaboran vinos en Lebrija.

Bodegas y vinos...


Sierra Norte:



  • Bodega La Margarita. Ctra. Constantina- San Nicolás del Puerto, sn. Constantina. Web. Tel. 676 848 570. Elabora blanco, tinto, mosto. Enoturismo.
  • Colonias de Galeón. Plazuela, 39. Cazalla de la Sierra. Contacto: info@coloniasdegaleon.com. tel 607 530 495. Web. Elabora tinto y blanco. Enoturismo.
  • Bodegas Fuente Reina. Viñedo: Hacienda La Purísima Concepción. Ctra. De Cazalla, km 11. Constantina. Bodegas: Calle Yedra, 2. Constantina. Web. Elabora tinto y rosado. Enoturismo.
  • Bodegas Tierra Savia. Cazalla de la Sierra. Web. Elabora blanco y tinto. Enoturismo.
  • Hacienda El Duende. Ctra. Cazalla-Guadalcanal, km 3,5. Cazalla de la Sierra. duendejgs@hotmail.com. Tel 608 544 525. Elabora tinto, mosto, blanco.
  • Bodega Cazallo. Constantina: Web.  Tel 676 44 91 65. Correo electrónico bodegascazallo@gmail.com. Elabora vino tinto, mosto.
  • Bodega Fuente Fría. Carretera Constantina – San Nicolás del Puerto Km 2 Finca “El Rancho”. Constantina (Sevilla) Tlf: 955 880061 // 678 457 653
    contacto@bodegafuentefria.es. Web. Elabora Tinto, blanco y mosto rosado.
Aljarafe:

  • Bodegas F. Salado. Umbrete. Calle Camino de Mérida, 14. Tel: 955 715 601 bodegassalado@hotmail.com Web. Elabora mosto, espumoso, blanco, tinto, generosos, vermú, vino de naranja. Enoturismo.
  • Bodegas Loreto. Espartinas. Monasterio de Loreto. Ctra. Sevilla Huelva s/n. Tel: 954113883. Elabora mosto y vino generoso.
  • Bodegas Vinos blancos de Autor. Espartinas. Calle Mártires de la Iglesia, s/n
    Teléfono: 954097354. Elabora vino blanco.
  • Bodegas Patacabra. Espartinas. Calle Juan Emilio Fernández Mora nº3
    Teléfono 954113820/606403918. Elabora mosto y vino generoso.
  • Bodegas Góngora. Villanueva del Ariscal. Calle Santísimo Cristo de la Veracruz, 59 Tel: 954113700. Web Elabora vino blanco y generoso. Enoturismo.

  • Bodegas Alcaria. Estacada de Rainito, La Puebla del Río. Tel: 655628310 Correo electrónico: bodegasalcaria@gmail.com Web. Elabora mosto, vino blanco y tinto.

  • Vinícola del Aljarafe. Calle Juan Antonio Samaranch, 2. Villanueva del Ariscal. Tel: 955 71 06 56 Web. Elabora vino generoso.

  • Bodegas Nao Victoria. Calle Cedro, 77. Bollullos de la Mitación. Tel. 672269229 Correo electrónico hola@bodegasnaovictoria.com Web Elabora vino tinto.

Bajo Guadalquivir:


  • Bodegas González Palacios. Lebrija. Calle Consolación, 60. Tel: 955 974 084 - 658905044 bodegas@gonzalezpalacios.com  Web . Elabora blanco, tinto y generosos. Enoturismo. Única bodega dentro de la D.O.P. Lebrija.
  • Bodegas Halcón. Lebrija. C/Adán y Eva, número 4. Tel: 636 483 013. agata.diez@bodegashalcon.es Web. Elabora vino generoso. Enoturismo.
  • Cooperativa Agrícola Nuestra Señora de las Nieves. Los Palacios. Web. Elabora blanco, tinto, generosos.
Campiña:
  • Bodegas Puerta Marisma. Alcalá de Guadaira. Ctra de Utrera km 10.5. Camino de Santa María. comercial@puertamarisma.com Tel: 600302011  Web. Elabora tinto y blanco.
  • Vermut Florum. Pol. Ind. La Red. Alcalá de Guadaíra. Tel: 637 85 35 95. Web. Elabora Vermut.

Sierra Sur:
  • Bodegas Blanco. Ecija, 19. Estepa. Tel 954 82 01 95. Web. Elabora Pedro Ximénez, olorosos, finos, vermut, vino de naranja… así como los vinagres envejecidos en barricas de roble. Enoturismo. 

Enoturismo...

Sevilla y su provincia cuentan, con gran riqueza cultural, monumental, paisajística y gastronómica de gran diversidad. El viajero de enoturismo encontrará en Sevilla el lugar idóneo donde satisfacer todos sus sentidos…


Ruta de la Sierra Norte:

<<Presume de ser una de las de mayor diversidad paisajística de Andalucía, causa de su inclusión en la Red Europea de Geoparques.
Los valiosos recursos naturales del Parque Natural Sierra Norte han atraído desde antaño a numerosas civilizaciones. El paisaje ha sido transformado por los diferentes pobladores, quienes aprovecharon la riqueza que el espacio les brindaba. Un ejemplo de este cambio es el Cerro del Hierro, declarado Monumento Natural, donde la extracción de mineral y la acción de la lluvia han dejado al descubierto un paisaje kárstico que hoy día es aprovechado por deportistas para la práctica de la escalada.
Contribuyen a su patrimonio cultural los diez municipios que forman parte del Parque, aportando interesantes monumentos histórico-artísticos como castillos árabes, iglesias y ermitas de tradición cristiana. Vestigios de un pasado más lejano se hallan en Almadén de la Plata, donde se han encontrado restos prehistóricos.
Gozan de renombre internacional productos artesanales como sus vinos y anisados de Cazalla de la Sierra y Constantina. También es tradicional la elaboración de dulces de la Puebla de los Infantes, los aceites de Guadalcanal o Alanís y los embutidos de El Real de la Jara y Almadén de la Plata. Su cocina especializada en carnes de caza es exquisita, un buen ejemplo de ello es la caldereta de ciervo de Las Navas de la Concepción.>>

Ruta del Aljarafe sevillano:

<<“Tierras Altas” llamaron los árabes a esta comarca del Oeste sevillano, de suelos fértiles donde predomina el olivar, las plantas herbáceas, frutales y vides. El Aljarafe es rico en tradiciones, cultura, historia y arte. Los túmulos megalíticos de la Pastora, Matarrubilla y Ontiveras se remontan a la Edad del Cobre. De su pasado árabe encontramos huellas en pórticos y ventanas, alquerías, ermitas, iglesias de estilo mudéjar, zócalos y azulejos.
El Palacio de Hernán Cortés en Castilleja de la Cuesta y la residencia del Conde Duque de Olivares, en el municipio de Olivares, son joyas de la arquitectura del Aljarafe.
En esta comarca se pueden visitar también las localidades de: Bollullos de la Mitación, San Juan de Aznalfarache, Santiponce, Tomares, Villanueva del Ariscal, Bormujos, Camas, Espartinas, y muchos más municipios.
En las tierras del Aljarafe el viajero también encontrará numerosas haciendas, inmuebles representativos de la arquitectura rústica hispalense, que antaño estaban dedicados al cultivo del olivo y la vid y que vivieron su época de máximo esplendor en el siglo XIX. En los 24 municipios que la conforman, el visitante hallará las huellas arquitectónicas y culturales de las diferentes civilizaciones que han habitado estas tierras desde los tiempos prehistóricos hasta nuestros días. Así, en el municipio de Valencina de la Concepción podrá contemplar conjuntos dolmenicos como el de La Pastora y el de Ontiveros; en Santiponce, las ruinas de la antigua ciudad romana de Itálica y en Sanlúcar la Mayor y San Juan de Aznalfarache, restos de murallas almohades.>>

Ruta Bajo Guadalquivir:


<<El Bajo Guadalquivir está enclavado en la margen izquierda del río Guadalquivir y ocupa parte de las provincias de Cádiz y Sevilla, en la baja Andalucía, en el punto más meridional de Europa.
La comarca gira en torno al río Guadalquivir, que riega sus fértiles campiñas, dejando a su paso un bello paisaje de extensos cultivos, de marismas y viñedos, de río y de mar.
El Bajo Guadalquivir ofrece un gran potencial turístico. En ella, el viajero podrá conocer su cultura y tradiciones a través de su rico patrimonio, recrearse en la belleza natural, realizar actividades de recreo y esparcimiento, deleitarse con sus ricos vinos y gastronomía o disfrutar de las fiestas en compañía de su hospitalaria gente.
Doñana, declarada Reserva de la Biosfera, de gran riqueza agrícola, forestal y cinegética, sorprende por el ecosistema de las marismas, poblado por una variadisima avifauna y por sus posibilidades para la práctica de un turismo ecológico: rutas a caballo, cicloturismo, paseos en globo, senderismo...
La zona más meridional de la comarca, el Bajo Guadalquivir, de importantes cultivos de regadío y extensos arrozales, disfruta de fama internacional gracias al prestigio alcanzado en la cría y doma de sus caballos.
Aznalcázar, Coria del Río, El Cuervo, Gelves, Isla Mayor, Los Palacios y Villafranca, La Puebla del Río, Las Cabezas de San Juan y Lebrija son algunos de los municipios que conforman esta comarca sevillana.>>
Ruta Campiña:

<<A esta comarca sevillana pertenecen municipios tan conocidos como Carmona, Alcalá de Guadaíra, Écija, Estepa, Osuna y Utrera. En total, son 20 los pueblos que la conforman, muchos de ellos pertenecientes a interesantes rutas turísticas como la Ruta Bético Romana, la Ruta de Washington Irving del Legado Andalusí y la Ruta de los Castillos.
En sus tierras también existen rutas muy atractivas desde el punto de vista medioambiental y muy apropiadas para llevar a cabo actividades deportivas como el senderismo, la hípica y el cicloturismo. Además, cuenta con enclaves especialmente indicados para los amantes de las aves acuáticas, como el Complejo Endorreico de La Lentejuela, en cuyos humedales se pueden ver flamencos, azulones y patos cuchara. Los aficionados al flamenco sabrán que en alguno de los pueblos de esta comarca nacieron figuras tan importantes como La Niña de la Puebla, José Meneses y Antonio Mairena.
La Campiña sevillana ha visto desfilar por su planicie antiguas civilizaciones, que han dejado numerosos vestigios de su presencia. El cultivo del olivar, los cereales y los productos de sus fértiles huertas aportan la materia prima de una variada oferta gastronómica, en la que destacan los artesanales mantecados de Estepa, en toda su variedad de sabores.>>
Ruta de Cortijos, Haciendas y Lagares:
Gracias al desarrollo del negocio de la vid, surgieron en los campos, pueblos y aldeas de toda la provincia de Sevilla, monumentales edificaciones. Muchas de las cuales mantienen intactas su estructura y mayoría de sus elementos, como se recogen en el libro editado por la Junta de Andalucía: “Cortijos, haciendas y lagares de la provincia de Sevilla”Tomo I y Tomo II. La mayoría contaban con lagares de viga y bodega y, en algunos casos, con calderas para la quema de vinos (cuando los excedentes lo permitían) y alambiques para la posterior obtención del aguardiente.


Ruta del mosto del Aljarafe:
Tras hacer repaso por la historia del cultivo de la vid en la comarca y reconocer los tipos de viñas más representativos y bodegas más emblemáticas del territorio, la 
guía dedica su capítulo más extenso a la relación de establecimientos (tabernas y bodegas) de los distintos municipios aljarafeños donde poder degustar el mejor mosto.

Webs de interés...










www.vinoon.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario