Enoturismo en La Axarquía de Málaga y cata de vino Zumbral de Bodegas Dimobe


La AXARQUÍA...
Existe un término en el mundo del vino, muy utilizado y, no menos, controvertido, que vendría a definir la cómplice alianza entre naturaleza y personas para que la vid y, finalmente, el vino expresen lo mejor de sí. Me refiero al conocido terruño, (terroir en francés)...

Antiguas civilizaciones como la romana o la musulmana entendieron, mucho antes que los vecinos franceses, esto del "terroir", por esto eligieron las laderas de La Axarquía para el cultivo de la vid y el asoleo de la uva, hoy mayoritariamente, uva Moscatel de Alejandría, con la que se elaboran grandes vinos y pasas, regulados, ambos, por sus correspondientes Consejos.

Puedo imaginar, aquella época en la que el verde tapiz de vides y el negro violáceo de los paseros, cubría todas esas laderas infinitas hasta fundirse en el horizonte con nubes, olas del mar y picos nevados...

Por suerte, generaciones, no tan antiguas, entendieron también la importancia y el bien de mantener viva aquella cultura milenaria, heredada. 
La tradición e intuición de esta gente, en armonía con la naturaleza, ha hecho del fruto de su trabajo y de la tierra, su medio de vida, hoy, convertido en valioso legado y, en todo aquello que "la sostenibilidad social económica y ambiental" demanda.

A la Axarquía pertenecen 31 municipios de exuberante riqueza paisajística y patrimonial por los que discurren 5 rutas turísticas, entre ellas la “Ruta de la Pasa” que, en un radio de 62 kilómetros, une 6 de estos pueblos por cuyas laderas "chorrean" los viñedos. 
Uno de estos municipios es Moclinejo, hacia donde nos dirigimos...



La BODEGA...
La visita a la Bodega A. Muñoz Cabrera (DIMOBE), se hace esencial en La Axarquía ya que conjuga a la perfección todo lo anterior. 
Ubicada en el centro del pueblo, está dividida en 3 salas: 
Sala 1, el Museo: Es un grupo de pequeñas habitaciones donde se elaboraba el vino los primeros años de la bodega, allí se encuentra una prensa con 200 años de antigüedad, un antiguo Lagar y una sala repleta de herramientas utilizados hasta 1950 en la bodega. La barrica más antigua de esta sala está grabada en 1845.
Sala 2, la bodega: Es la sala donde se elaboraban los vinos en la segunda mitad del siglo pasado, aunque dichas maquinas, como la prensa hidráulica de capachas, aún hoy en día funcionan y son fundamentales en la elaboración de vinos moscatel provenientes de uvas asoleadas.
Sala 3, de la prensa: Es la parte más actual de la bodega, donde se encuentran los maceradores y depósitos de acero con temperatura controlada, el laboratorio y una de las salas de crianza de Zumbral, el vino que más adelante describo. Esta sala está presidida por una gran prensa de 1850 que le da nombre.

VINO On

En la viña, vemos la Moscatel cultivada en vaso, no cabe otra, y sobre suelo de pizarra. Este año se adelantó la vendimia, que suele ser manual y un tanto arriesgada. Es habitual, en esta época, ver como las mulas acarrean las cajas de uvas dirigiéndose a los paseros.

En los paseros, los mejores racimos de uva, se disponen tendidos al aire para un asoleo, largo e intenso, permitiendo la deshidratación parcial, como requieren los vinos tiernos, como Zumbral, y como hicieran, nuestros antepasados, hace miles de años.

Ya en bodega, la uva se moltura y se prensa, suavemente, en prensa tradicional de capachas, para obtener un mosto muy rico en azúcares. Después, este fermenta muy lentamente, hasta que se procede a su “apagado” (es decir, se adiciona alcohol vínico hasta parar la fermentación).

Después se procede a la clarificación en trujales (depósitos subterráneos) donde permanece de 18 a 24 meses y a un envejecimiento de 12 meses en botas de roble americano antes del embotellado.

El VINO y La CATA...
Zumbral
Bodegas Dimobe, S. L.
Vino Tierno Moscatel
Variedad: 100% Moscatel de Alejandría (Moscatel de Málaga)
Denominación de Origen Málaga
Volumen alcohol: 15%
Temperatura de servicio: 14 a 18 ºC.
Vino de postre o de sobremesa.
Fecha de cata: Julio 2020 

En fase visual: es limpio y brillante de color ámbar y reflejos yodados de media intensidad. De lágrima densa por la gran concentración de azúcar y alcohol.
En fase olfativa: elegante y de gran finura; aromas de buena intensidad a uva moscatel, piel de naranja, flores blancas...destacando matices a uvas pasas y miel.
En fase gustativa: gran equilibrio ácido-dulce. Concentrado. Alcohol bien integrado, gran untuosidad, retrogusto a miel, pasas y madera.  Elegante y persistente.

Tras la cata y descripción de el vino como la técnica manda, deciros que, cuando tomas Zumbral, te invade los sentidos una dulce sensación y un sentimiento de pertenencia a una historia y a un paisaje...
(No os privéis de probarlo....lo entenderéis...)

VINO On


No hay comentarios:

Publicar un comentario