Ir al contenido principal

¿Qué sucede al vino en la botella?

El vino, al final de su periodo de guarda en botella, perderá cuerpo, color, estructura...pero algunos mejorarán durante este tiempo...
¿Quieres saber porqué?
Partimos de que el vidrio no aporta nada al vino pero ocurre que con la ausencia de oxigeno, los aromas y sabores que ya posee, evolucionan o se transforman ganando en complejidad y finura. El corcho, en este proceso, será de gran importancia puesto que de él dependerá, en gran medida, el comportamiento del vino dentro de la botella.
Por esta razón las botellas se colocan de forma horizontal. En esta posición, el vino estará en contacto con el corcho manteniéndolo húmedo y, consecuentemente, hermético. El lugar donde se almacenen no debe estar sometido a corrientes de aire ni cambios bruscos de temperatura que debe ser relativamente baja y con cierto grado de humedad.
El vino irá aumentando, poco a poco, la complejidad aromática. Los aromas de fruta fresca de su juventud se transforman en notas de fruta cocida y en notas vegetales y animales. Aunque, en ocasiones, estas notas de reducción podrían resultar desagradables, es en esta fase reductora, de ausencia total de oxigeno, cuando el vino desarrollará parte de su bouquet.

que-sucede-interior-botella VINO-On