Ir al contenido principal

¿Cuando hace falta decantar y cuando oxigenar un vino?

¿Cuando hace falta decantar y cuando oxigenar un vino?

La decantación y la oxigenación son 2 técnicas distintas. Decantamos sólo cuando tenemos posos y oxigenamos cuando queremos que un vino (si lo necesita) se abra rápidamente.




Decantación: La formación de posos es natural en los vinos tintos debido al envejecimiento de los taninos. Se puede encontrar en vinos tintos jóvenes y envejecidos.
Para la decantación, una vez descorchada la botella, se enciende una vela situándola detrás de la botella e inclinandola poco a poco para que el vino fluya despacio al decantador. Sin prisas...no volviendo a poner la botella en posición vertical. Los posos se irán depositando en la curva que hace la botella y cuando lleguen los precipitados al cuello, se deja de decantar.

Oxigenación: Esta operación está destinada a corregir problemas que presentan algunos vinos en determinadas ocasiones. Como consecuencia de su crianza sin oxigeno en botella, algunos vinos presentan olores desagradables y la aireación los hace desaparecer. Otras veces, los vinos se muestran algo "cerrados" de aromas y la oxigenación los"despierta".
En el caso de la oxigenación, verteremos el vino sin contemplaciones para que rompa y lo dejaremos allí hasta que se soluciones el problema.