Ir al contenido principal

Garay Bleu 2014

A primera vista llama la atención la intensidad ambarina de este blanco del Condado de Huelva, bastante lejos de lo que estamos acostumbrados...
Limpio y aunque aún brillante, ya no muestra signos de incipiente juventud. Lógico, por otra parte, dado el tiempo que ha permanecido reposando en barrica y en botella. La lágrima es espesa y el reflejo dorado...

Su especial color despierta la curiosidad de cómo se mostrará en nariz...y, como no, sorprende...
Es limpia, sin defectos, algo cálida, muy aromática pero, sobre todo, muy, muy especial.
La complejidad de aromas de este vino raya la sofisticación. Sobre un tapiz de levadura, pan y galletas, puntadas de pétalos de flor, melón, cáscara de almendras amargas, regaliz, barniz y miel.

La alta expectativa creada anteriormente sucede, finalmente, en boca. Perseveran con intensidad los aromas de este espectacular vino blanco seco.
Por encima de la prudente acidez y la madurez de su tanino, despunta cálidamente, aunque sin exceso, el alcohol.
Su cuerpo y volumen no son excesivos pero sí, firmes.
El recuerdo del último trago y, aún más, sus aromas perduran y reclaman el siguiente. En conjunto, un vino armonioso y equilibrado.

Aunque muestra un avanzado color de oxidación, el aroma y sabor de este Garay Bleu, elaborado en Bodegas Garay de la Palma del Condado de Huelva y al estilo del Bierzo, seguirán sorprendiendo con seguridad de 2 a 3 años más.
El precio, aproximadamente 10€, es bastante bueno con respecto a su calidad.
El hecho de utilizar en su elaboración la variedad de uva Zalema, de cepas viejas y autóctona de esta zona del sur de España, en crianza sobre lías y en roble francés ya lo hace más que especial y distinto.
Un vino de los que quedan grabados en "la retina".

Cata septiembre 2016